Local, dulce local

Después de lo intenso del festival (si, si, haremos una publicación con fotitas en breve sobre este) nos tocaba relajarnos un poco en nuestro hogar, dulce hogar. Muchas veces no nos damos cuenta porque la rutina del día a día nos hace ir muy rápido, pero no podemos olvidar de lo afortunados y afortunadas que somos por tenerlo. Es un sitio donde nos sentimos como en casa y donde hemos ido guardando recuerdos durante muchos años (además de alguna que otra pelusa). Paredes con murales que han pintado scouters que ya se han ido y con otros que seguimos, baúles construídos con nuestras propias manitas y las de los lobatos y castores (que ahora ya son escultas o rovers), fulares de grupos que hemos conocido en nuestras andanzas con scouts canarios, peninsulares e internacionales, prendas de ropa que nos han acompañado desde que Bagheera de la Waigunga e Ippie de la Garajonay eran castores. Trabajar entre las paredes de nuestro local nos une generación tras generación y eso fortalece nuestro sentimiento de grupo, un básico en nuestro plan anual. Por eso nos sentimos tan orgullosos y orgullosas de tenerlo y lo exprimimos al máximo en nuestros cronogramas trimestrales. 

Recuerden que siempre pueden seguirnos en nuestras redes sociales: instagram (@scouts105bentaya) y facebook (Bentaya105)

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados